¿Cuál es el valor de Ripple XRP?

13 04.11.2018

En la actualidad existen más de 1.300 criptomonedas. Sin embargo, la mayoría de estas criptomonedas carecen de un propósito específico. Pueden ser usadas como reserva de valor o instrumentos de intercambio, pero en el momento de su programación, no se crearon pensando en una aplicación específica.

La utilidad de estas criptomonedas se va generando de una manera no planificada y, en definitiva, poco eficiente. Esta es la verdadera razón de por qué la mayoría de estos activos digitales acabarán desapareciendo.

En cambio, Ripple XRP es uno de las pocas criptomonedas que ha sido creada con un propósito claro: hacer más eficientes y menos costosos los pagos de dinero transfronterizos.

¿Cómo consigue esto XRP?

Ofreciendo a los bancos y empresas proveedoras de pagos una fuente confiable y segura de liquidez a demanda para que sus pagos transfronterizos sean más eficientes y económicos.

La liquidez en las transacciones internacionales

De acuerdo con el Financial Times, la liquidez es la facilidad para realizar una transacción con un instrumento financiero particular. Una transacción será tanto más liquida cuanto más fácil sea encontrar una contraparte para realizarla.

En activos líquidos, una transacción no suele tener un impacto sobre el precio del activo. En activos poco líquidos, en cambio, suele ser necesario cambiar el precio del activo para cerrar una transacción.

Las operaciones habituales de un banco a nivel nacional tienen, por lo general una liquidez muy alta. Esto se debe a que los intercambios financieros normalmente se ejecutan en una moneda única y se ejecutan contra saldos de cuenta mantenidos por cada parte en la transacción.

Sin embargo, cuando el banco realiza transacciones internacionales o transfronterizas, la liquidez empieza a ser un problema.

Las transacciones internacionales se enfrentan a obstáculos y demoras debido a las regulaciones y a las monedas específicas de cada país. El intercambio de una moneda por otra introduce una variación en el precio y en el tiempo que puede afectar al importe de la transacción a ambos lados de la operación.

Estos obstáculos provocan que las transacciones pierdan estabilidad, aumentando el riesgo y los costes de estas operaciones.

Para evitar estos problemas y los retrasos asociados, las instituciones financieras pueden mantener cuentas abiertas a cada lado de una transacción en la moneda local de ese país con suficientes fondos para cubrir sus operaciones.

Estos saldos de cuenta en una moneda local mejoran la liquidez al reducir el riesgo para el emisor y el receptor de la transacción y reducen el plazo de la transferencia pero, a cambio, suponen tener comprometido un capital inmovilizado para tener liquidez suficiente para completar los pagos.

Tener un capital inmovilizado supone un importante coste para cualquier entidad:

Según un informe de 2016 de McKinsey Global Payments, hay aproximadamente $ 5 billones de dólares inactivos en estas cuentas en todo el mundo, inmovilizando capital que podría utilizarse de maneras más productivas. Estas cuentas también tienen un coste de mantenimiento asociado ya que deben gestionarse activamente para garantizar que los saldos sean proporcionales al volumen de transacción.

¿Qué consecuencias tiene esto?

  • El costo y la complejidad de mantener estas cuentas en todo el mundo es una de las razones por las que sólo grandes entidades pueden procesar transacciones transfronterizas a nivel global.
  • El coste de mantener estas cuentas en todo el mundo es simplemente insostenible para entidades de tamaño pequeño o mediano.
  • Los bancos y proveedores de pagos de tamaño pequeño o mediano tienen que pagar una tarifa para usar los sistemas de transacciones internacionales de entidades de mayor tamaño

Ripple XRP como reserva de liquidez

Los activos digitales se pueden usar para reducir los costes y mejorar la velocidad de estas transacciones transfronterizas.

Esto es especialmente importante en los mercados emergentes donde el coste del cambio de divisas es alto y el volumen de operaciones es bajo.

Es aquí donde entra la moneda XRP de Ripple:

XRP puede sustituir a las cuentas en moneda local mencionadas en el punto anterior y ofrecer liquidez según demanda. Esto es posible porque XRP puede actuar como una moneda que puede ser cambiada de forma barata y al instante a cualquier moneda local que se necesite para realizar la transacción.

Esta capacidad no solo reduce el coste de la transacción, sino que también puede conseguir que la transacción se realice en tiempo real.

De esta forma, XRP se convierte en la liquidez que mejora el resultado de las transacciones.

Gracias a este sistema:

  • Los bancos y los proveedores de pago pueden liberar los activos que normalmente se comprometerían para financiar las cuentas en moneda local en todo el mundo.
  • Los bancos y proveedores de pagos que, por su tamaño, no podían permitirse realizar transacciones transfronterizas a nivel global ahora podrán realizarlos directamente.La velocidad y el volumen son cruciales. XRP tiene ambos. Cuanto más rápida sea una transacción:
  • XRP puede realizar esto porque se ha diseñado para para liquidar transacciones rápidamente, en realidad de una manera prácticamente instantánea.
  • Más protección tendrá el remitente ante los riesgos de volatilidad.
  • Más rápido recibirá el receptor el dinero.
  • El alto rendimiento de XRP permite un volumen de intercambio más estable para todos los participantes del mercado.

Una cuestión de tiempo

El valor de Ripple (XRP) está determinado por su utilidad para ayudar a las instituciones financieras y proveedores de pagos a obtener liquidez para realizar transacciones transfronterizas a nivel global.

De hecho, ya hay instituciones financieras que han comenzado a utilizar XRP como una herramienta de liquidez, reduciendo sus costes en los envíos de pagos transfronterizos.

No se trata, por tanto, SI los bancos y otras entidades financieras van a usar XRP en sus operaciones diarias sino CUANDO lo van adoptar.

XRP es una criptomoneda que tendrá éxito porque tiene un propósito que le da un valor: permitir que las entidades financieras envíen dinero a través de las fronteras de forma rápida, económica y sencilla, lo cual es, además, del máximo interés para las empresas y los consumidores de todo el mundo.