¿Cómo invertir en criptomonedas?

4 14.11.2018

Una de las preguntas más comunes cuando alguien se acerca al mundo de las monedas digitales es precisamente cómo invertir en criptomonedas.

Después de un año 2017 en el que, gracias a sus altas rentabilidades, estos activos digitales han pasado del anonimato al conocimiento de la comunidad inversora es normal preguntarse qué posibilidades tengo para participar en este mercado.

Lo primero que debes tener en cuenta es las características del mercado de estos activos y las dos estrategias básicas para invertir en él.

En cuanto a las características del mercado de las criptomonedas debes saber que:

Es un mercado relativamente reciente que está creciendo muy rápido de la mano del desarrollo de la tecnología blockchain y de la popularización de las criptomonedas:
  • En enero de 2014 el mercado tenía un valor de 11.000 millones de dólares y un volumen diario de negociación de unos 60 millones de dólares.
  • En mayo de 2018, el mercado tiene un valor de 383.300 millones de dólares (ha multiplicado su valor en 35 veces en tan sólo 4 años)

En cuanto al volumen diario de negociación en mayo de 2018 se ha situado en 16.000 millones (ha multiplicado su volumen en 260 veces en tan sólo 4 años)

  • Es un mercado con una volatilidad muy alta. Esto es característico de mercados asociados a innovaciones técnicas que están en una fase temprana de adopción, en la que predomina la inversión especulativa frente a la inversión institucional.
  • Es un mercado que no está regulado. No obstante, este año las principales autoridades monetarias mundiales están dando los primeros pasos para la regulación de estos activos digitales.

En cuanto a las principales estrategias para invertir en este mercado, principalmente hay dos, cuya elección depende fundamentalmente de la personalidad del inversor:

  • Comprar y mantener
  • Invertir mediante productos derivados

Comprar y mantener

Los inversores con un carácter más conservador buscarán comprar criptomonedas en los momentos en los que su precio sea más bajo y retener la  posesión de las mismas en un monedero digital para venderlas cuando el precio haya subido.

En el argot de los inversores en criptomonedas a esta estrategia se le denomina “HODL”, palabra que es una derivación de la expresión inglesa “hold” que significa retener o mantener algo.

Esta estrategia ha hecho ganar mucho dinero a aquellos que apostaron por estos activos digitales en sus comienzos, cuando la tecnología blockchain era sólo conocida por tan sólo un puñado de expertos informáticos.

Repetir las rentabilidades de aquellos pioneros en las criptomonedas se antoja muy difícil hoy en día. Sin embargo, todavía hay criptomonedas que pueden ofrecer un retorno muy interesante mediante esta estrategia.

La moneda de Ripple, XRP, se encuentra dentro de las criptomonedas en las que es muy interesante aplicar este tipo de inversión. Esto se debe a varias razones:

  • XRP está disponible en más de 50 plataformas online de intercambio, incluyendo la mayoría de las más importantes a nivel global como Bitstamp, Kraken, Coinone o CexIO, por citar sólo algunas. Este elevado número de exchanges disponibles facilita enormemente la posibilidad de comprar XRP en los momentos en los que el precio sea más atractivo.
  • El precio actual de XRP, por debajo de 1$ USD permite invertir en esta moneda sin disponer de un elevado capital.
  • Como se explicaba en el “Análisis técnico de la cotización de Ripple XRP. Mayo 2018” el precio de la moneda XRP se encontraría en estos momentos al final de un proceso correctivo desde los máximos de comienzos del año.
  • La situación anterior, en combinación con unas predicciones alcistas del precio de XRP hasta los $8-10 USD hacen que el potencial de la moneda de Ripple sea del orden del 1000%.

Para invertir según esta estrategia tan sólo es necesario abrir una cuenta en uno de los múltiples exchanges en los que se ofrece Ripple XRP, depositar los fondos que se desea invertir y comprar con ellos el número de criptomonedas deseado.

Evidentemente esta es una estrategia de inversión a medio y largo plazo

Invertir en criptomonedas mediante productos derivados

Los inversores con un carácter más agresivo pueden invertir en criptomonedas mediante productos derivados. Mediante la inversión con productos derivados no es necesario poseer el activo. Con este tipo de instrumentos de inversión, la rentabilidad se obtiene a partir de las variaciones del precio de la criptomoneda.

Con la inversión en derivados se puede ganar dinero tanto si el precio de la moneda sube como si baja.

Hay dos tipos de instrumentos derivados para invertir en criptomonedas: Futuros y CFDs.

Ambos instrumentos permiten invertir con apalancamiento. Esto significa que es posible invertir más dinero del realmente disponible. Al invertir con apalancamiento se puede obtener una rentabilidad mayor que la que correspondería al capital realmente disponible pero, igualmente, también lo pueden ser las pérdidas. Por este motivo la inversión con apalancamiento no está exenta de riesgos y sólo es recomendable para inversores muy experimentados.

No obstante, como se ha indicado, el apalancamiento es una posibilidad y es perfectamente posible invertir en estos instrumentos derivados sin necesidad de emplearlo.

Futuros

Un futuro consiste en un contrato que contempla la compra o la venta de un activo por un precio determinado en una fecha futura o fecha de vencimiento. La cotización de los futuros suele anticipar el sentido de la cotización del activo.

El futuro puede comprarse o venderse como cualquier instrumento financiero, no siendo necesario conservarlo hasta la fecha de su vencimiento.

Los futuros se negocian en mercados regulados.

Hoy en día, la inversión en criptomonedas con futuros sólo está disponible para Bitcoins. La negociación de futuros de Bitcoins comenzó el 10 de diciembre de 2017 en el Chicago Board Options Exchange (CBOE) y el 17 de diciembre en el Chicago Mercantile Exchange (CME). Es de esperar que poco a poco se amplíe esta mercado a otras criptomonedas

Esta inversión suele tener un horizonte a corto y medio plazo y suele ser recomendable para capitales de cierta entidad.

CFDs

Un CFD o Contrato por Diferencias es un contrato en el que se acuerda intercambiar la variación del precio de una criptomoneda entre dos momentos determinados.

Este tipo de instrumento permite sacar partido de la alta volatilidad de las criptomonedas.

Por sus características, en un tipo de inversión que se suele emplear a muy corto plazo, no siendo necesario un elevado capital disponible.

Si un inversor cree, por ejemplo, que el precio de Ripple XRP subirá comprará CFDs. Si se cumple la expectativa del inversor, cuando el precio haya subido lo suficiente venderá los CFDs.

En caso contrario, si cree que el precio de Ripple XRP bajará venderá CFDs. Si se cumple la expectativa del inversor comprará los CFDs.

En ambos casos, la primera acción se denomina abrir una posición y la segunda cerrar la posición. En el primer caso la posición abierta se denominaría “larga” y, en el segundo, “corta”.

La rentabilidad de la operación será proporcional a la diferencia de precios de Ripple XRP entre la apertura y el cierre de la operación.

Se puede invertir con CFDs mediante brókers online como AvaTrade. Este bróker, además de Ripple XRP, permite la inversión con CFDs con otras criptomonedas como:

  • Bitcoin
  • Bitcoin Cash
  • Ethereum
  • Dash
  • Litecoin
  • EOS

Para emplear esta estrategia recuerda siempre elegir un bróker regulado y de reconocido prestigio.